El cuarto para Manuela

26 de diciembre de 2011

Vía Oneclareday

Estamos intentando que la habitación de Manuela se vaya pareciendo cada vez más a la habitación de una niña y no al trastero de nuestra casa. Difícil, dado mi ya comentado estado ciclotímico constante que hacen imposible la toma de una decisión y que me guste todo y nada a la vez (sí, este fenómeno paranormal es posible, os lo juro). Bueno, mi ciclotimia y que no parece que su padre y yo estemos muy sintonizados en cuanto al estilo que debería respirarse en la misma. De forma objetiva y sin intentar manipular a nadie: que yo me inclino más por el maravilloso fototapeten que os comentaba el otro día y él prefiere algo menos atrevido, aburrido aunque sin llegar a ñoño. Como la vida misma. 

De todos modos, como he hecho un reportaje de investigación concienzudo en la red para inspirarme (fruto del cual tengo ideas en el ordenador para llenar habitaciones de 12 niños que espero no tener), estoy más que estupefacta y preocupada con el tipo de educación que le estamos dando a nuestra pequeña Pelotilla. Antes de que naciera, parecía que el algodón ecológico, 100% algodón y 100% ecológico, la madera FSC, los juguetes educativos de madera, los legos y los cuentos didácticos iban a ser la tónica imperante en sus cosas. Ahora que tiene un año de vida, hay mucho de eso pero también plástico por doquier con luces y melodías (por llamarlo de alguna manera) que ocupan mogollón de m3 mientras el peluche de felpa traído del Tíbet de comercio justo yace aparcado en un rincón sin ocupar mucho.

Mi pregunta es, ¿es que en Suecia no hay plástico? ¿Los niños nórdicos no conocen la lascivia de material tan innoble? Y si los conocen, ¿dónde puñetas lo guardan? Porque no paro de ver decoraciones de habitaciones infantiles monísimas, minimalistas y ordenadas, con estanterías vintage fantásticas en madera envejecida y guirnaldas de banderitas de colores, con ropitas colgadas en percheros hechos de troncos de madera (¡en las que no hay ningún chándal!)… ¿Es que nadie tiene juguetes feos?

En fin, la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…. Cuando tengamos todo listo, sacaremos a los feos de la clase para la foto. ¡Que no se diga que no somos unos padres modernos y concienciados! Si es que tenía razón mi Dori del alma y esto de los suecos… ¡debería estar prohibido!

7 comentarios to “El cuarto para Manuela”

  1. Anonymous Says:

    Mi querida Laura todo es puro escaparate y pose. Seguro que abres cualquier cajon de esos muebles de madera tan lindos y aparecen cachivaches de plastico por doquier. Simplemente los esconden para que la foto sea mas linda. Los chinos estan conquistando el planeta y seguro que en Suecia tb han abierto tiendas de a un euro.BSS y FELIZ NAVIDADBarbarella


  2. Tienes toda la razón del mundo todo está impecable en las decoraciones de revistas y blogs,yo prefiero mil veces la madera con el toque cálido de lo natural, reconozco que donde hay niños dificil no tener algo de plástico.Saludos


  3. Estimadas, por fin mi querida Madame Picapino, se da cuenta que el tema de los suecos, y los nórdicos en general, es absolutamente denunciable ante instancias internacionales. Yo me niego a creer que detrás de esa rama de arbol que hace de armario, no hay colgado detrás un LED de puro plasticorro, para que la madre pueda vestir por las mañanas al niño, y menos en Suecia donde están de noches de sol hasta el 10 de junio más o menos. Estoy seguro que el niño en cuestión, esta hasta los cojones de esa madre insoportable que parece que lo tiene metido en un escaparate con tanto tejidito de lino y tanto juguete orgánico. Seguro que esta criatura, cuando se hace de noche y se mete en cama, saca su muñeco de PVC y licra, y hasta lo chupa, con tal de coger anticuerpos y no morir a los 25 sin sistema inmunologico bien desarrollado. He dicho. Dori on the rocks


  4. Querida BARBARELLA, ¡qué razón tienes!… No puedo imaginarme un mundo sin chinos y sus tiendas, así que Suecia no debe ser la excepción. Una cosa es la foto y otro el día a día. ¡Ya me gustaría a mi ver cómo tienen el cuarto un martes cualquiera por la tarde!TRÁNSITO INICIAL, efectivamente, la madera te da una calidez que no se puede discutir. A nosotros nos encanta, jejeje, ¡qué vamos a decir! Y todo tan relimpio y ordenado muchas veces me da una sensación de frialdad que hace que las casas me parezcan menos bonitas de lo que son. DORI, estimada y adorable Dori, jajajaja, me parto. Con tanta teoría liberal y tanto libro de autoayuda, los padres nos estamos volviendo un tanto imbéciles y hay cada una/o por ahí que me cuenta unas teorías sobre la educación infantil que hacen que me pregunte lo mundanos y flojos que somos el Picapino y yo. Hija, en los tiempos que corren, qué mal visto está ser normal, del montoncillo…

  5. Marisol Says:

    Feliz año nuevo familia, os deseo lo mejor para este año que va a empezar!!!!Feliz 2012!!!!


  6. Feliz año nuevo!!!!Yo te entiendo totalmente con eso de los cambios de opiniones y de los estados cíclicos… a mí me pasa todo el tiempo. Me ayuda hacer las cosas precisamente con tiempo… como que es un buen elemento para depurar.;)Los cuartos de los niños suecos han de estar llenitos de juguetes, solo que los guardan bien para las fotos 😉


  7. MARISOL, mucha felicidad para tí y para los tuyos también en este año!!! BesosROCÍO, menos mal que hay más ciclotímicas por el mundo. ¿Qué le vamos a hacer? Lo de dejar pasar un poco el tiempo es verdad que funciona, porque así se esfuman los impulsos pasajeros y quedan los que verdaderamente quedan. ¡¡Pero es todo taaaan lento!! Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: