Aquí es viernes, ¿y en tu casa?

7 de septiembre de 2012
Foto: Picapino

Hoy Javi y yo nos hemos levantado sin hablarnos. Ayer nos pareció de lo más divertido pelearnos a las 3 de la madrugada y oye, no nos quedamos con las ganas. Os lo recomiendo. Es guay porque como además Manuela estaba durmiendo, tuvimos que hacerlo en bajito. Y si a lo surrealista de estar peleándote en plena noche le añades hacerlo en susurros y en pelotillas  (es que hace calor), ya la cosa se vuelve épica.

Así que hoy, que teníamos planeado ir al taller juntos por la mañana y pintar la cocinita de Manuela, le he dicho que yo me quedaba en casa porque quería estar sola para odiarle bien, sin verle e imaginándome con tranquilidad que es una persona horrible. Si se odia, odiemos a gusto y no teniendo al otro delante con cara compungida, que al final te toca la moral y te ablandas. Me puesto a la tarea un rato pero luego me he aburrido de odiar aquí sola en casa y he preferido llamarle y decirle que iba para allá, no vaya a ser que se nos caduquen las latas. No está mal odiar pero cansa mucho y es más fácil hablar y querer de nuevo.

Hay que tener cuidado conmigo, que me he apuntado a aerobic con unas amigas y la próxima vez puedo odiar a lo Eva Nasarre, es decir, con mayot y muñequeras. No sé si será mejor o peor pero dado mi caso y mi porte natural de gracia y desparpajo, verme con semejante guisa me da miedo hasta a mi de pensarlo. Ojito con la Lauri, ojito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: