Movimiento creativo en familia

24 de octubre de 2012

 

Foto: Picapino

Aquí más juguetes que le estamos haciendo a Laura para sus talleres y que os dije que iba a contaros más en profundidad cuando os enseñé unos pocos el lunes.

Los niños y niñas en los talleres de movimiento creativo en familia, con padres y madres inclúidos, no dejan de moverse ni un rato. Uno tiende a pensar que para aprender, hay que estar callado y quietecito atendiendo a una persona mayor que sabe mucho y que nos cuenta todo como si fuéramos tontos. O demasiado listos. Y uno tiene que esforzarse por no imaginar que de pronto entra un dragón gigante por la ventana minúscula, te guiña un ojo y le churrasca el pelo al conferenciante de un eructo fogoso. O que de la esquina de la pizarra sobresale el borde de una pegatina y que si tiras, el tablero verde oscuro se convierte en una pista de baile imantada en la que puedes mover el esqueleto de forma paralela al suelo. Y si llevas falda se te ven las bragas. Y si llevas gafas se te caen un poco al suelo.

Pero como os decía, en los talleres de Laura moverse es la clave. Saltar, aprender andando, ver qué pasa si aporreamos el suelo con las manos, primero despacio y luego deprisa, escuchar el silencio, andar debajo de nubes de hilos de lana, meterse en cajas gigantes o pequeñas para encontrar madrigueras, sentir la pintura roja chorreando por las piernas, probar a ver qué sentimos si la pintura es azul, traspasar cortinas de tela, bailar, reírse, gritar, hablar bajito, tirarse al suelo, quedarse quieto… Como nos cuenta Laura “defiendo el derecho de todos las personas a moverse libremente y a disfrutar de su cuerpo en toda su plenitud y en especial de los niños pequeños y de los bebés en una sociedad en que los niños tranquilos y sosegados son excesivamente valorados (…). La creatividad es una característica innata, propia del ser humano, la capacidad de inventar y encontrar soluciones creativas existe en cada uno de nosotros y la infancia es el momento de permitir que esta capacidad se desarrolle y una oportunidad única para re-descubrirla para los adultos que puedan pensar que la han perdido o nunca la tuvieron. Y el juego será durante toda la etapa infantil nuestro principal recurso comunicativo con nuestros hijos. Así que :¿jugamos?”

Poco podría explicaros más sobre estos talleres en los que nosotros tuvimos el placer de participar el año pasado con Manuelilla. Un tiempo que nos dábamos para nosotros tres, para disfrutar en familia, algo que nos gustó muchísimo. Este año, por motivos de reorganización propia del núcleo familiar canijo que tenemos con la llegada de la guarde, hemos tenido que dejarlos (espero que momentáneamente) y os aseguro, ¡¡¡que los echamos de menos!!!. Así que si quieres apuntarte al carro y ver además qué demonios se hace en los talleres con los juguetes que hemos hecho para Laura, no vas a tener más remedio que pinchar aquí e ir tú  mismo a comprobarlo. Yo no me responsabilizo del enganche que vas a experimentar, jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: