La patata poligonera

20 de noviembre de 2012

Fotos: Picapino

El que no se sienta como una patata hoy que levante la mano. Aunque sea una patata feliz. O que tire la primera piedra, pero no hacia el aire a ver si nos va a dar a alguno en la caída. Por mi ventana nieblea, grisacea, lluevea a ratos… lo mismo debería dejar de mirar por ella y calzarme el abrigo para bajar y comprobar si efectivamente es real lo que me muestra o es una mentirosilla y en la calle la gente anda en maillot y haciendo coreografías sobre los capós de los coches en plan Fame, I wanna live forever, con calentadores ambos inclusive. Nunca me ha engañado, no hay porqué desconfiar de mi ventana, pero lo mismo hoy le ha dado por pintar todo con un toque de humor enmarcado en aluminio blanco.

Patatas hay muchas en el mercado. El otro día compré unas de denominación de origen gallego (¿cachelos?) que me supieron ricas. Yo quiero ser cachela y Javi se pide ser poligonero, porque tiene más ventajas que acabar frita en tortilla. De su polígono está trayendo a nuestra vida amigos estupendos, como el cerrajero. Y estaba la pájara pinta sentadita en el verde limón. Con el pico picaba la hoja, con la hoja picaba la flor. ¡Ay!, mi amor, ¡cuánto te quiero yo!

Este chico es de un apañado que espanta. Está enseñando a Javi a hacer cosicas como las de las fotos: unos fruteros colgantes super apañados que me ha plantado en la cocina y me han liberado la encimera. También nos está haciendo la barra de la estantería de Tony y Elena que os contaré mañana más detenidamente, nos ha convertido las ventanas en batientes sin cambiarlas y lo mismo te hace una puerta de hierro, que te confecciona unas patas para una mesa o te cierra una terraza. ¿Es o no es chachi ser poligonero como Javi?

Ya sé que tú también quieres un cerrajero en tu vida, pero es que este es nuestro. Jooooo, búscate el tuyo, ¡no te joripia! Pero bueno, como le decimos a Manuela, “hay que compartir con los amigos” así que si nos das una buena razón, te pasamos el teléfono secreto para que puedas hablar con él. ¡Pero no te acostumbres!

Abrazos, amados. Feliz martes patatero poligonero.

 

2 comentarios to “La patata poligonera”


  1. Hola
    De esto tendrías que hacer un tutorial, para los que no conocemos cerrajero alguno. Me parece muy buena combinación hierro y madera, tiene muchas posibilidades.
    Fins aviat


    • ¡Sí! La madera y el metal es una combinación que abre un mundo nuevo de posibiiidades. La verdad es que este cerrajero es todo un hallazgo y espero que podamos trabajar juntos en el futuro. ¡Ahora sólo falta que nuestros clientes se animen!
      Un abrazo y ese tutorial, ¡está por venir! Aunque tenemos que ponernos las pilas con esto de la edición de vídeos. Si nuestras fotos son un churro, ¡imagina lo que pueden ser los vídeos! jajajaja.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: