Los carpinteros también viajan

12 de diciembre de 2012

la foto 1-3

la foto 3-1

Foto: Mario Herráiz

Desde que nació Manuela, el sol de nuestra vida pero también el terremoto de nuestra pareja de grado 9,5 en la escala de Richter, Javi y yo nos hemos peleado un montón de veces, cosa que antes no solíamos hacer prácticamente nunca. ¡La madre del amor hermoso! Cada vez menos (gracias al esfuerzo y al amor, ahora casi nada) pero ha habido momentos épicos de grabar en vídeo para verlo luego en un ordenador portátil sobre la mesa del comedor con una Supernany de parejas haciendo apuntes. Nunca pensé que iba a llorar en un lugar tan poco glamuroso y público como un aparcamiento, ni a llorar el día de su cumple, ni a desear salir corriendo a Barajas con la VISA de incógnito para irme lejos, ni a organizar sesiones de análisis DAFO de nuestra relación en el salón de casa (tengo la cartulina guardada para la posteridad), ni a pelearme absurdamente en bolas en el pasillo a las cuatro de la mañana en susurros, ni a echarle tanto de menos pese a tenerle al lado. Jajajaja, de traca, os lo juro.

Pero, chicos, por muy chulita que me ponga cuando me enfado y por muchas veces que haya estado a punto de abrir la puerta y largarme, yo sin Javi no me imagino ser yo. Porque solo juntos sabemos construir momentos en los que se me paraliza el corazón de la felicidad más absoluta. Por eso, estos días que ha estado trabajando con Mario fuera de Madrid le echaba de menos, aunque a la vez disfrutaba de un tiempo con Manuelilla, las dos solitas con nuestro momento.

Ha pasado frío, ha trabajado mucho poniendo parques, ha dormido en una habitación de hotel con una decoración horrible, y aunque en el fondo se lo ha pasado bien con Mario, su amiguito del alma, sé que él también nos echaba de menos. O al menos, eso nos decía por el wasap, jajaja.

6 comentarios to “Los carpinteros también viajan”

  1. Dori Says:

    Aysssssss nuestro javi, ayssssssss. Donde estarías tu sin él, loca de la vida!!!!

  2. Julie G. Says:

    uyyy, ¡qué boniiiito!

  3. Àngel Says:

    Hola
    Viendo las fotografías imagino el frio debió pasar Javi entre esos postes, cuídalo mucho que cuando Manuelilla tenga quince años y este en aquella edad en la que solo piensan en salir de fiesta y ligar con chicos, haciendo caso omiso de sus padres. Ahí estará él para apoyarte, aunque quizá seguiréis discutiendo, eso sí con mas experiencia.😉
    Fins aviat


    • ¡Qué razón tienes, Àngel! Si nos mantenemos como un equipo pese a todo, seremos capaces de afrontar lo que se nos viene encima, jajaja. ¿Hay algún manuela para jóvenes en edad del pavo? Lo digo para ir leyéndolo y haiendo una culturilla para cuando llegue el momento…
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: