Nuestro curriculum

19 de marzo de 2013

sillas_blancaymadera_1

silla_blancaymadera_2

silla_madera_3

silla_blanca_1

silla_madera_2

Fotos: Jimena Roquero

Las sillas sirven para sentarse, claro. Pero también para esperar en el dentista, para dejar la ropa por la noche, para llenar una estancia, para hacer bonito, para subirse y coger algo de una estantería alta, para sujetar una tela y hacer una tienda de campaña (o un teatro), para esconderse debajo, para rallar el suelo, para atarse los zapatos, para jugar a las tiendas… Yo qué sé, ¿para qué las usáis vosotros?

Estas sillas las hicimos en el taller como un experimento y salieron bien chulas. Hicimos más modelos, pero los tenemos repartidos por ahí y no dio tiempo a que nuestra fotógrafa favorita Jimena Roquero les hiciera fotos y yo prefiero mantenerme alejada de las cámaras hasta que sea necesario, jejeje. Yo me quedé una amarilla que tengo en el cuarto y que aguanta solemnemente el montón de ropa que suele tener encima. Y la blanca también anda por casa y ahora es la silla de mayor de Manuela. Ya no es pequeña y no usa trona, como ella os explicaría.

Estas de la foto están hechas en madera de calabó en crudo una de ellas y en madera de pino pintada la otra. Y doy fe: son bastante cómodas. Y vosotros, ¿de qué color os gustarían?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: